Día de Galicia

El Día de Galicia se celebra cada 25 de julio, coincidiendo con el día de la festividad del apóstol Santiago, patrón de esta comunidad autónoma.

El origen de este día de fiesta está en 1919, cuando se reunió la Asamblea de las Irmandades da Fala en Santiago de Compostela. Allí acordaron celebrar, desde el año siguiente, el Día Nacional de Galicia cada 25 de julio. Así, el año santo 1920 marca el inicio de la tradición. No obstante, no fue hasta bien entrada la década que esta celebración se extendió por toda la comunidad y aquellos lugares donde había emigrantes gallegos o se difundía la ideología galleguista y sus tradiciones.

A lo largo de los años ha habido muchos cambios en la fiesta oficial de la comunidad de Galicia. Durante la dictadura franquista, las sociedades gallegas en la emigración mantienen la tradición. En la propia comunidad, mientras tanto, la tradicional misa por Rosalía de Castro en la iglesia de Santo Domingo de Bonaval era la mayor expresión del galleguismo. En este momento, además, el día se convierte en fiesta nacional bajo el nombre de Día del Patrón de España. La orientación de esta jornada era claramente religiosa y las distintas comunidades lo movieron durante la transición.

En los años 60, el Partido Socialista Galego (PSG) y la Unión do Povo Galego (UPG) vuelven a impulsar la celebración de actos clandestinos para celebrar esta jornada. Después, en 1970, estos eventos se volvieron más violentos y se prohibieron las manifestaciones de los nacionalistas con la llegada de la democracia.

Más adelante, en 1978, se constituye el Gobierno preautonómico con presencia de UCD, PSOE y AP. El presidente de este organismo, Antonio Fernández Rosón, propuso celebrar el 25 de julio con el nombre de “Día Nacional de Galicia”. Recibió mucho apoyo, pero los nacionalistas seguirían denominando la fiesta como “Día da Patria Galega” para no quitarle poder reivindicativo. Tres años después se aprueba finalmente la celebración del día, de manera oficial.

Cada 25 de julio se mantiene la costumbre religiosa a través de la tradicional Ofrenda al Apóstol, que se celebra en la catedral de Santiago e incluye una recepción con presencia de las autoridades de toda Galicia. Después de muchas dificultades y prohibiciones durante las dictaduras, el Día de Galicia ha sobrevivido gracias a los pequeños actos impulsados por los gallegos que buscaban proteger sus orígenes. La actual denominación oficial (Día de Galicia) la estableció el Gobierno autonómico en 1990.

Las cifras del reciclaje en Galicia

En 2018, los gallegos reciclaron más de 64.000 toneladas de basura. De ellas, casi 26.000 fueron de plástico, 14.400, de metal, y casi 24.000, de papel y cartón. Esto supone un aumento de 6.000 toneladas en comparación con el año anterior. Se reciclaron 11,7 kg de plástico por habitante y 14,1 kg de papel y cartón. Además, se instalaron más de 2.000 contenedores nuevos, dando la posibilidad de separar sus residuos al 99,9% de la población.

En Ecoembes podéis los datos de reciclaje de todas las Comunidades Autónomas.

Categorías: Días D