Día de la Comunidad Valenciana

El 9 de octubre se celebra el Día de la Comunidad Valenciana, una fecha que conmemora la entrada a la ciudad de Valencia del rey Jaime I en 1238. Aunque la conquista y creación del Reino de Valencia se hizo realidad muchos años después, en  1304-1305 con la Sentencia Arbitral de Torrellas y el Tratado de Elche, el 9 de octubre se eligió como la fecha más representativa, por ser Valencia la capital del Reino de Valencia y actualmente de la Comunidad Valenciana.

Desde el siglo XIV, el 9 de octubre ha sido un día muy importante para los valencianos, pero se extendió de manera oficial a toda la comunidad en el año 1976. Fue entonces cuando se proclamó esa fecha como el Día Nacional del País Valenciano en el Plenario de Parlamentarios. Más tarde adoptó la denominación actual de Día de la Comunidad Valenciana.

Los actos del Día de la Comunidad Valenciana

Los actos que se celebran durante la jornada de la comunidad empiezan el día de antes, el 8 de octubre, con la celebración de un concierto conmemorativo en el Palau de la Música, a cargo de la Orquesta de Valencia, y un espectáculo pirotécnico en el antiguo cauce del río Turia en la ciudad de Valencia. La pirotecnia es muy típica de la zona y no falta en un día tan señalado.

El día 9, cuando realmente se celebra la festividad, el Presidente alberga una recepción a distintas autoridades en el Palacio de la Generalidad de Valencia. Se celebra, además, el acto de entrega de distinciones a diferentes personalidades valencianas y otra serie de actos oficiales.

Otro de los eventos es la procesión de la Señera, la bandera valenciana. Esta se traslada a la Catedral, donde se interpreta un Te Deum popular. La marcha arranca en la plaza de Alfonso el Magnánimo, donde frente a la estatua ecuestre de Jaime I se realiza una ofrenda floral. Después se dirige de nuevo al Ayuntamiento, donde termina la procesión, de nuevo con presencia pirotécnica en forma de una mascletá

La “mocaorà”

El 9 de octubre, además, se celebra Sant Donís (en castellano, San Dionisio), el patrón de los enamorados. Es tradicional regalar la mocaorà, un presente formado por un pañuelo de seda anudado, donde se guardan mazapanes elaborados artesanalmente por los reposteros valencianos. Los mazapanes se llaman Piruleta y Tronador, y van acompañados de otros dulces más pequeños con forma de todo tipo de frutas y alimentos. Originalmente, la mocaorà estaba formada por otros tipos de dulces como turrón, hasta que en 1738 se prohibió el disparo de petardos, llamados piruletas y tronadores, para celebrar el quinto centenario de la conquista de Valencia. Entonces, los confiteros de la ciudad recrearon los petardos prohibidos en forma de dulces, una tradición que se ha mantenido hasta la actualidad.

Los datos del reciclaje en la Comunidad Valenciana

En la Comunidad Valenciana viven casi cinco millones de ciudadanos con acceso a 383.974 contenedores amarillos y 217.170 contenedores azules. En total, el 99,65% de la población tiene la posibilidad de reciclar sus residuos. En 2018, cada persona recicló 15,7 kg de envases y 18,1 kg de papel y cartón.

Entre todos los valencianos depositaron 167.754 toneladas de residuos en los contenedores destinados a la recogida selectiva, casi siete toneladas más que el año anterior. 73.570 de ellas eran de plástico y 62.052, de papel y cartón. En general, el reciclaje creció un 4% en esta zona.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_de_la_Comunidad_Valenciana

Categorías: Días D