Día Mundial de la Fotografía

El Día Mundial de la Fotografía se celebra cada 19 de agosto desde hace cerca de un centenar de años. En 1839 se presentó en la Academia de Ciencias de Francia, en París, el primer artilugio capaz de capturar imágenes estáticas de forma permanente, el daguerrotipo.

La patente del daguerrotipo es obra de Louis Daguerre, que continuó el trabajo de Joseph Nicéphore Niéce. El proceso para tomar las imágenes se realizaba con una plancha de plata pulida fotosensible, pensada para capturar imágenes a partir de la luz. Luego se revelaban gracias a vapores de mercurio, cuyas propiedades daban lugar a borrosas fotografías en blanco y negro.

Así, en agosto de 1839, se presentó la primera cámara de fotos. Este aparato dejó paso más tarde al calotipo o negativo ideado por William Fox Talbot desarrolló. Se trata de un papel sensibilizado con productos químicos y pensado para poder hacer copias de una misma toma, reduciendo enormemente los costes. Después se pasó a la impresión en madera y otros soportes que aparecieron durante el siglo XX. Así hasta llegar a los sofisticados papeles de hoy en día y a la fotografía digital.

19 de agosto, Día Mundial de la Fotografía

Fotógrafos de todo el mundo aprovechan el 19 de agosto para demostrar su amor por el arte que practican y enseñar su trabajo al mundo. Millones de personas defienden la fotografía como una manera de conectar con dos partes: la audiencia y la escena captada. Así consiguen transmitir emociones a través de imágenes estáticas, provocando reflexiones, informando o creando piezas artísticas.

El Día Mundial de la Fotografía sirve, además, para reivindicar la importancia del fotógrafo. En una época en la que los móviles y cámaras de última generación están al alcance de cualquiera, el ojo del fotógrafo y la capacidad de cada uno para captar la misma escena de maneras distintas es imprescindible para contar historias. De esta manera se destaca a quien está detrás de las cámaras u objetivos, sin importar la calidad de estos, ya que actualmente se pueden hacer fotos de gran calidad sin ser fotógrafo profesional, simplemente gracias a la tecnología. Además, las redes sociales son un gran altavoz para difundir todo tipo de material, lo que impide separar los trabajos que realmente merecen la pena de los que no.

Fotografía sostenible

La capacidad de las fotos para contar historias, como en el caso del fotoperiodismo, resulta clave para reivindicar la importancia de cuidar el planeta. Como reflejo de esta función se celebran concursos como “Fotógrafo Ambiental del Año”, al que se presentan imágenes representativas del estado del planeta. Sequías, deshielo, hambre o pobreza se reflejan en tan solo un puñado de píxeles con un gran poder.

La fotografía es una manera de expresarse y de provocar reacciones, de contagiar emociones. El poder de este arte se debe aprovechar para convertir el mundo en un lugar mejor y hacer que las personas abran los ojos, ya que lo que se ve en una foto es innegable. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras.

Categorías: Días D