Día de la Protección de la Naturaleza

Desde 1972, cada 18 de octubre se celebra el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza. El origen de esta jornada está en el 16 de marzo de aquel mismo año, cuando el general argentino Juan Domingo Perón, que estaba exiliado en Madrid, envió una carta a Kurt Waldheim, entonces secretario general de las Naciones Unidas.

En ella Perón alertaba sobre “la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobreestimación de la tecnología”, y hacía una llamada a la acción para mejorar la situación.

Los objetivos del Día de la Protección de la Naturaleza

Las principales metas de la protección ambiental en general son: la prevención de riesgos, protección de espacios naturales singulares, y el esfuerzo para que el desarrollo humano y la protección del entorno convivan sin frenarse el uno al otro.

Puesto que actualmente la población mundial no está cumpliendo estos objetivos, sobre todo el último, y está dejando una huella ecológica que supera la capacidad del planeta para regenerarse, resulta importante concienciar e informar al mundo a través de estas jornadas. Proteger la naturaleza para evitar que la situación empeore resulta de vital importancia.

El papel de la población

Aunque, como pueblo, estamos abusando de la capacidad del planeta para cubrir nuestras necesidades, aún estamos a tiempo de protegerlo a través de medidas que permitan construir un futuro sin comprometer el presente. Es decir, ser sostenibles y cubrir tanto nuestras necesidades como las del planeta y todos los que vengan después.

Días como el que se celebra el 18 de octubre sirven para que la población se dé cuenta del papel que todos tenemos en la protección de la naturaleza. Los ecosistemas, la biodiversidad, la fauna, la flora y todos los muchos elementos que componen La Tierra son, al fin y al cabo, parte de nuestro mundo y cuidarlos es responsabilidad de todos. Por ello resulta especialmente relevante el papel de las organizaciones e instituciones con poder para crear conciencia e invitar a la colaboración global.

Naturaliza: educación ambiental

En el proceso de concienciación de la población resulta imprescindible la educación ambiental. Ecoembes ha prestado especial atención a este aspecto, creando Naturaliza, un proyecto centrado en la formación y la educación. Estas son las mejores herramientas para comprometernos con el respeto del entorno natural y con el uso responsable de los recursos. Después de 20 años llevando el reciclaje al día a día de las aulas, Naturaliza va un paso más allá. Es un proyecto que quiere impulsar la presencia de la educación ambiental en todas las escuelas. Está pensado para que todos los docentes de un centro escolar, o un docente a nivel individual, accedan a los recursos y la formación para aplicar en sus clases, tanto dentro como fuera de las aulas.

Fuente: https://www.ambientum.com/ambientum/medio-natural/dia-mundial-de-la-proteccion-de-la-naturaleza.asp

Categorías: Días D