Día del Defensor del Medio Ambiente

En 2006 las Cortes de Castilla-La Mancha aprobaron la Ley por la que se establece el día 17 de julio como el Día del Defensor del Medio Ambiente. La fecha recuerda a once trabajadores forestales, las personas que en el fuego desatado en el Ducado de Medinaceli (Guadalajara) perdieron la vida un año antes.

La zona afectada, un bosque de pinares que pertenece a distintos pueblos de la comarca, se recuperó, y ellos lo dieron todo por que así fuera. Durante el mes de julio de cada año, se les recuerda fomentando la defensa del medio ambiente.

¿Qué es el medio ambiente?

El medio ambiente es el entorno natural en el que conviven e interaccionan numerosos seres vivos e inertes. Está formado por sistemas naturales (rocas, la atmósfera, vegetación), recursos naturales y fenómenos físicos (agua, aire, el clima, la energía, el magnetismo). Al mismo tiempo, hay componentes físicos y componentes vivos. Todos los elementos son de origen natural, es decir, no han sido fabricados por el ser humano.

Lo contrario al medio ambiente es el ambiente construido, todas aquellas áreas donde el hombre ha provocado transformaciones o añadido elementos de fabricación propia. Actualmente es difícil encontrar entornos 100% naturales, en los que no se haya incorporado ninguna modificación.

Por su exclusividad y delicadeza, cuidar y conservar los entornos naturales es un proceso necesario para no acortar la vida del planeta. Las grandes industrias tienen un papel fundamental en estos procesos, pero cada persona, siendo consciente de la situación y divulgando el mensaje, también puede aportar su granito de arena.

El Día Mundial del Defensor del Medio Ambiente

Este día, además de hacer homenaje a los once trabajadores forestales que perdieron la vida mientras luchaban contra el fuego desatado en el Ducado de Medinaceli, sirve para reflexionar y concienciar a la población de la importancia de cuidar el medio ambiente.

El cuidado a nivel mundial del medio ambiente está al alcance de todos. El cambio climático es un problema global que se puede minimizar con pequeños gestos. Por ejemplo, separar la basura, apagar las luces o cerrar los grifos cuando no se esté utilizando el agua son acciones básicas que ayudan a cuidar el planeta. Promover esta actitud en días señalados ayuda a que el grueso de la población entienda la importancia de ser responsable.

Iniciativas como TheCircularLab o la campaña ‘Oportunidades’ ayudan a extender estas ideas, animando a los usuarios a separar su basura y utilizar alternativas al plástico que tanto contamina. Un pequeño cambio en la vida diaria de cada persona supone una gran diferencia para el planeta.

Mejorar la calidad del aire

Los bosques que aquellos once hombres defendían tienen una función básica y necesaria para que el ser humano sobreviva: preservar la calidad del aire. Los incendios, además, hacen que respiremos aire de peor calidad, ya que lo contaminan y deterioran a largo plazo a consecuencia de la emisión de gases.

Los árboles son los pulmones esenciales para que la Tierra sea habitable. La contaminación del aire se contrarresta con la actividad natural de estas plantas, que atrapan el CO2 y expulsan oxígeno. Son, además, una fuente economía al poder transformarse en todo tipo de materiales, desde madera a ropa o papel.

Por estos motivos, el Día Mundial del Defensor del Medio Ambiente sirve para difundir un mensaje de responsabilidad y empatía con la naturaleza y todo lo que nos rodea. Educar a la población sobre la importancia de cuidar el medio ambiente pasa por subrayar días como este.

Fuentes:

Categorías: Días D