Día Mundial del Árbol

Para recordar la importancia de los árboles, en 1969 se celebró el Día Mundial del Árbol durante el Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma. Desde entonces, cada 28 de junio se dedica una jornada a destacar la importancia de este recurso natural y la necesidad de cuidar todo lo que proviene de él.

El planeta Tierra y, por lo tanto, los humanos, necesitamos los árboles para sobrevivir. Suministran aire y agua, conservan la biodiversidad y combaten el cambio climático. Son, además, alimento, combustible, productos de todo tipo, y suponen tres cuartas partes de la biodiversidad terrestre.

A pesar de su importancia, los bosques están muy amenazados. La población mundial va en aumento, el crecimiento en la demanda de sus productos y la deforestación amenaza a los árboles del planeta.

La principal causa de la eliminación de bosques es la conversión de tierras en zonas de agricultura y ganadería, algo que pone en peligro los ecosistemas y la habitabilidad del planeta. Encontrar el equilibrio entre continuar con las actividades agrícolas y mantener la salud forestal de la Tierra es un gran reto.

La función de los árboles

Un árbol es un pequeño pero complejo ecosistema que mantiene a una parte esencial de la naturaleza. Da vida a los hongos y pequeñas plantas que crecen sobre su tronco, los insectos que hacen de él su hogar, mamíferos, aves y reptiles que lo utilizan como casa, larvas que viven en sus raíces… Incluso, un gran conjunto de árboles forma un bosque, ¡donde también habitan especies de animales!

Pero los árboles no solo son el hogar de otras especies, sino que tienen funciones vitales para la Tierra: absorben gran cantidad de dióxido de carbono y producen oxígeno. Esta función de “pulmones del planeta” los convierte en el arma más poderosa contra el Calentamiento Global.

El agua que bebemos también depende de la salud forestal del planeta. Tres cuartas partes del agua dulce accesible provienen de zonas boscosas, pero el 40% de las cuencas hidrográficas más importantes han perdido más de la mitad de esos árboles. Por eso resulta primordial reforzar la importancia de cuidar ese medio.

Los árboles son, además, una fuente de energía. Alrededor de 2.400 millones de personas emplean la madera para cocinar y calentar sus hogares. Eso supone un uso muy elevado de un recurso que tarda mucho en volver a crecer.

Salvar los bosques

A pesar de ser un bien preciado, los árboles están desapareciendo a un ritmo demasiado alto. En Sudamérica han desaparecido 4 millones de hectáreas de bosques y en África ya va por 3,4 millones. Un tercio del terreno forestal total de la Tierra ya ha desaparecido.

Para conseguir el objetivo que se lleva persiguiendo desde hace décadas, conseguir un mundo sostenible, se deben combinar esfuerzos y buscar políticas comunes que trabajen por llegar a esa meta.

Desde Ecoembes queremos que todos seamos conscientes de la necesidad de cuidar nuestro entorno y mantener nuestros árboles y bosques sin basuraleza. El proyecto LIBERA, junto a Seo Birdlife, quiere ayudar a reducir los residuos abandonados en nuestros ecosistemas.

En 2018, hubo más de 20.000 héroes libera que participaron en las recogidas de LIBERA, un 150% más que el año anterior. Los “héroes LIBERA” han conseguido extraer de los entornos naturales 107 toneladas de basura.

Uno de los proyectos LIBERA, es 1m2. En concreto, en 2018 participaron 10.700 voluntarios repartidos por 415 puntos en España; este año, por la recogida organizada el 15 de junio de 1m2, asistieron 12.700 personas repartidas en 453 puntos por toda España.

Fuentes:

Categorías: Días D