Día del Voluntariado

Según Naciones Unidas, “la paz y el desarrollo sostenible necesitan a los voluntarios”. El voluntariado es una opción que miles de personas eligen cada día, empleando sus esfuerzos en contribuir a un desarrollo pacífico y sostenible. Tanto en línea como in situ, los voluntarios construyen su propia resiliencia, amplían su conocimiento básico y adquieren un sentido de la responsabilidad para sus propias comunidades. Así lo explica Naciones Unidas, la organización que decretó la celebración del Día del Voluntariado en 1985.

En concreto, la Asamblea General de la ONU, estableció el 17 de diciembre de 1985 en la Resolución 40/212 que “invita a los gobiernos a celebrar todos los años, el 5 de diciembre, un Día Internacional del Voluntariado para el Desarrollo Económico y Social, y los exhorta a adoptar medidas para que se cobre mayor conciencia de la importante contribución que aporta el voluntariado, lo cual estimulará a más personas de toda condición a ofrecer sus servicios como personas voluntarias, tanto en sus países de origen como en el extranjero”.

El voluntariado es un acto para crecer de manera personal y ofrecer acciones desinteresadas. Tiene, además, un efecto dominó, ya que muestra al mundo las virtudes de realizarlo, invitando a otras personas a seguir este camino e impulsando cambios necesarios para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre ellos el número 16 dedicado a promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.

Las funciones de los voluntarios alrededor del mundo

Ser voluntario supone prestarse para ayudar en todo lo que sea necesario, en general, allí donde seas requerido. Asistencia técnica en cualquier campo, servicios básicos en cocinas, hospitales, colegios o campos de cultivo, entre otras muchas cosas, son algunos de los trabajos en los que se puede ayudar. A cambio, se fomenta la buena práctica de dar sin esperar nada a cambio y se acumula experiencia, sobre todo personal pero también puede ser profesional.

Gobiernos y organizaciones de todo el mundo ofrecen la posibilidad de colaborar como voluntario o voluntaria a cualquier persona interesada en hacerlo. Administraciones, colegios, ONGs o precisamente, Naciones Unidas, tienen programas de voluntariado que pueden desarrollarse tanto en persona como, aprovechando la era digital, por internet.

Los voluntarios de LIBERA

Desde Ecoembes, con el objetivo de abordar el problema que supone la basuraleza y poder analizarla, crear conciencia sobre sus efectos y luchar contra ella, colaboramos con ONGs y universidades para desarrollar metodologías y herramientas innovadoras que ayuden en este proceso. Así nace el proyecto LIBERA, en el que cualquiera puede participar. Tan solo hay que registrarse en la página web y organizar o apuntarse en alguno de los eventos pensados para luchar contra la basuraleza.

El objetivo de los programas que se desarrollan es encontrar los puntos donde se puede mejorar, para así poner en marcha campañas que ayuden a reducir el abandono de basura en entornos naturales. LIBERA impulsa la movilización y participación de la ciudadanía, para que, entre todos, consigamos cambiar la situación. Esta movilización se canaliza a través de proyectos de apadrinamiento, para ayudar a asociaciones y ciudadanos comprometidos con la limpieza y conservación de espacios naturales. También se están desarrollando ocho proyectos de conservación de espacios naturales, liderados por SEO/BirdLife.

Categorías: Días D