Día Mundial de la Tierra

El 22 de abril de 1970 las calles de Estados Unidos acogieron a casi 20 millones de personas que se manifestaban por un medioambiente saludable y sostenible. Las concentraciones aglutinaron desde la enseñanza primaria hasta la universidad, y se tradujeron en la creación de la Agencia de Protección Ambiental y en varias leyes de corte ecologista.

Las Naciones Unidas están convencidas de que tanto la Tierra como sus ecosistemas deben protegerse y adaptar nuestra forma al hogar de la humanidad. Si queremos un equilibrio entre nuestras necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras es necesario promover la armonía con la naturaleza y la Tierra. Es por esto que decidieron designar el 22 de Abril como el “Día Internacional de la Madre Tierra

En 2009, y como consecuencia de la consolidación de la convocatoria, la ONU fijó este día como ‘Día Internacional de la Madre Tierra’. Por ello, cada año se celebra este día en el que se pretende recordar que el planeta y el ecosistema suponen el sustento de los seres humanos, además de concienciar sobre la armonía con la naturaleza.

Este año, en la Sede de la ONU en Nueva York, se celebra el octavo Diálogo sobre armonía con la naturaleza, y en él, se tratarán temas como la producción sostenible y  patrones de consumo en armonía con la naturaleza.

En recientes post también explicamos la importancia del cuidado de nuestros ríos y la protección de los bosques para nuestro futuro.

Campaña “Se te ha caído”

En sintonía con la concienciación acerca de la importancia de convivir en armonía con la naturaleza, desde Ecoembes hacemos especial hincapié en la sostenibilidad a través del reciclaje, así como las buenas prácticas que contribuyen al cuidado de la naturaleza.

Precisamente en 2017 LIBERA puso en marcha la campaña ‘Se te ha caído’, de Ecoembes y SEO/Birdlife, con el objetivo fue poner el foco en el problema del abandono de residuos en los parajes naturales.

Para ello, a través de este vídeo, se comparaba la reacción de cuando a alguien se le cae una cartera y cuando a alguien se le cae un residuo, para así, concienciar a todos los habitantes acerca de la importancia que tiene un simple gesto de responsabilidad.

Reciclar para un desarrollo sostenible

Otro gesto de responsabilidad es realizar una correcta separación de los residuos en los hogares, un gesto que genera un impacto positivo en el medioambiente, frenando el cambio climático.

La sociedad actual tiene un modo de vida que implica un gran número de envases en la rutina diaria, por ello, para que tengan una segunda vida es necesario que entren en la cadena de proceso de reciclaje, que comienza con su depósito en el contenedor amarillo. Esto se traducirá en el ahorro de materias primas, energía, agua, así como en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Todo ello a través de simples gestos de responsabilidad, que han contribuido a que la Madre Tierra sea un poco más sostenible y saludable.

Categorías: Días D