Demuéstranos que no eres un robot y que puedes pensar

¿qué tres platos te comerías ahora mismo?

Está claro que sabes pensar con el estómago. pero... ¿alguna vez has pensado con los pulmones?